Aromaterapia y enfermedades cardiovasculares

Según la OMS, las cardiopatías son la causa principal de mortalidad en todo el mundo desde hace ¡20 años! Y en los últimos años ha ido en aumento.

La aromaterapia se ha mostrado eficaz para la gestión de los síntomas asociados a las enfermedades cardiovasculares. Pudiéndose emplear sin ninguna contraindicación, de forma complementaria a los tratamientos convencionales.

Vamos a ver qué aceites son los más efectivos y empleados.


Me suscribo a la newsletter

Suscríbete para recibir las entradas del blog de aromaterapia en primicia y recibe además contenido exclusivo, ofertas y novedades sobre aromaterapia.


Aromaterapia para las ECV

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) o cardiopatías, son aquellas que afectan al corazón o a los vasos sanguíneos. Una de las más comunes es la enfermedad isquémica del corazón o cardiopatía coronaria, en la que la acumulación de grasa en las paredes de las arterias coronarias impide el flujo sanguíneo y puede provocar dolor de pecho, un infarto o un derrame cerebral.

Otras enfermedades cardiovasculares serían aquellas que afectan al ritmo del corazón, al funcionamiento de las válvulas cardíacas o anomalías que se presentan desde el nacimiento (cardiopatías congénitas).

¿Cómo prevenir las ECV?

Es fundamental evitar la obesidad y el sobrepeso, por esta razón cuidar la alimentación y realizar ejercicio físico adecuado a cada persona, serán factores clave para la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

  • Dieta saludable: un buen aporte de fruta y verdura fresca, limitar las grasas saturadas, la sal y el azúcar.
  • Ejercicio físico suficiente.
  • Evitar la exposición a derivados del tabaco.

¿Cómo puede ayudar la aromaterapia?

Los estados de estrés y ansiedad afectan a la regulación cardiovascular y como consecuencia distorsionan de forma negativa los parámetros cardiovasculares y la perfusión tisular.

Diversos estudios recientes continúan demostrando que el estrés y la ansiedad pueden alterar la presión arterial (sistólica y diastólica), la frecuencia cardíaca, los niveles de cortisol, etc.

Además de las alteraciones cardiovasculares, la exposición mantenida a situaciones de estrés o ansiedad (coste elevado del tratamiento, pronóstico poco favorable de la patología), propician alteraciones del sueño, trastornos neurológicos, hipertensión e incluso puede deprimir el sistema inmunitario.

Así pues, la gestión de los estados de estrés y ansiedad es muy importante para la calidad de vida de estos pacientes.

Ya os he hablado de la actividad ansiolítica de los aceites esenciales en otros posts (podéis consultarlos en la sección de Sistema Nervioso del blog de aromaterapia). Pero en esta ocasión nos centramos concretamente en aceites usados en pacientes con cardiopatías.

Un trabajo publicado recientemente (marzo de 2022) ha realizado una revisión exhaustiva del empleo de la aromaterapia en ECV. (Tenéis la referencia completa en la bibliografía del final del post)

Los autores han obtenido la siguiente información:

  • Los aceites esenciales más empleados son los de Lavanda, 55,7% (Lavandula angustifolia), Rosa de Damasco 11,5% (Rosa damascena) y Menta 5,8% (Mentha piperita).
  • La mayoría de los trabajos estudiaron el efecto de la aromaterapia en la angiografía coronaria (40,4%), seguidos por cirugía de injerto de derivación arterial (bypass) (26,9%) y pacientes cardíacos (9,6%).
  • Los efectos de la aromaterapia estudiados fueron sobre la ansiedad (59,9%), la calidad del sueño (15,4%) y los parámetros hemodinámicos (11,5%).

El aceite esencial de lavanda es el más usado y que cuenta con más estudios a cerca de sus propiedades relajantes.

Según los estudios revisados, el aceite esencial de rosa damascena mejora las alteraciones del sueño, la ansiedad y alivia el dolor. Los mecanismos de acción estarían relacionados con la estimulación del sistema parasimpático (vía inhalada), la liberación de endorfina y encefalina (neurotransmisores) y una disminución de la actividad simpática.

Con relación al aceite esencial de menta piperita, ensayos clínicos recientes reportaron una potente actividad para el alivio del dolor, la fatiga o la depresión, vía inhalada. Todavía son necesarios más estudios para discernir los mecanismos de acción.

Conclusión

La aromaterapia es una herramienta terapéutica a tener en cuenta para mejorar el dolor, la fatiga, el estrés, la ansiedad o las alteraciones del sueño en los pacientes que sufren de enfermedades cardiovasculares.

Aromaterapia y enfermedades cardiovasculares

Esto es todo por hoy. ¡Cuidaros mucho!

Laura Mestres
Licenciada en Farmacia, Responsable de Formación en AromaTraining


Fórmate en Aromaterapia

Estos son los cursos que impartimos en AromaTraining:

Comprometidos en ofrecer los mejores cursos de aromaterapia, rigurosos en el contenido y amenos en la didáctica.

Bibliografía

  • Hamdan I AlMohammed, Nada A Alanazi, Esraa Fahad Maghrabi, Manar A Alotaibi, “Role of Aromatherapy as a Natural Complementary and Alternative Therapy in Cardiovascular Disease: A Comprehensive Systematic Review”, Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, vol. 2022, Article ID 4543078, 13 pages, 2022. https://doi.org/10.1155/2022/4543078
  • Organización Mundial de la Salud (OMS) 9 de diciembre de 2020
  • F. Thibaut, “Anxiety disorders: a review of current literature,” Dialogues in Clinical Neuroscience, vol. 19, no. 2, pp. 87-88, 2017.
  • B. O. Olatunji, J. M. Cisler, and D. F. Tolin, “Quality of life in the anxiety disorders: a meta-analytic review,” Clinical Psychology Review, vol. 27, no. 5, pp. 572–581, 2007.
  • P. J. Tully, N. J. Harrison, P. Cheung, and S. Cosh, “Anxiety and cardiovascular disease risk: a review,” Current Cardiology Reports, vol. 18, no. 12, pp. 120–128, 2016.