Aceites esenciales para sobrecarga muscular

La sobrecarga muscular se produce por la contracción mantenida de un músculo, a menudo de forma involuntaria. Por ejemplo en la práctica excesiva de un determinado deporte o al repetir de forma continuada un determinado movimiento en el trabajo de forma inadecuada.

También son causa de sobrecargas musculares las situaciones de tensión o estrés, pudiendo llegar a provocar contracturas y espasmos musculares importantes, con mucho dolor, como en el caso del bruxismo a nivel mandibular.

¿Cómo podemos prevenir la sobrecarga muscular?

Para prevenir las sobrecargas musculares se aconseja el calentamiento de la musculatura antes del deporte o de un esfuerzo físico importante. También serán de ayuda la aplicación de calor local y el masaje.

Si la causa principal es el estrés, deberemos tomar conciencia y aprender a manejarlo con técnicas de relajación (meditación, yoga, etc.) y evidentemente, con ¡la aromaterapia!

De hecho con la aplicación tópica de un aceite de masaje a base de aceites esenciales podríamos reunir todas las premisas anteriores: calentar la musculatura, aportar calor y aliviar la tensión muscular y emocional.

¿Qué aceites esenciales escogeremos?

Si yo tuviera que escoger un sólo aceite esencial lo tendría claro, el de gaulteria o wintergreen (Gaultheria procumbens), ya que su elevado contenido en salicilato de metilo (90-95%) le aporta una acción antiinflamatoria excepcional.

Precisamente en un estudio a doble ciego, aleatorizado, controlado versus placebo y multicéntrico realizado en humanos, se pone en evidencia la eficacia de la aplicación tópica de un preparado a base de salicilato de metilo al 10% para el alivio de la tensión muscular, sin que aparezcan efectos adversos.

El preparado utilizado en el estudio anterior también contenía un 3% de mentol, con lo que conseguimos potenciar la actividad calmante de la mezcla, ya que el mentol tiene una acción anestésica.

Además, el aceite esencial de wintergreen provoca una ligera vasodilatación a nivel local, con lo que aumenta el flujo sanguíneo y el calor en la zona de aplicación.

Para no causar una irritación cutánea es conveniente mezclar este aceite esencial con un aceite vegetal o base adecuada para masaje. Yo me decanto por el aceite de maceración de hipérico, que potenciará la actividad antiinflamatoria y analgésica del preparado.

El aceite esencial de wintergreen está desaconsejado en personas alérgicas a los salicilatos o que tomen anticoagulantes o antiagregantes plaquetarios.

También podríamos utilizar aceites esenciales rubefacientes, como los de canela de Ceilán o de China, (Cinnamomum zeylanicum corteza, Cinnamom cassia), o el de enebro común (Juniperus communis).

Si se trata de una zona de piel sensible, como el cuello o la cara, deberemos tener mucho cuidado con la concentración de estos aceites esenciales, especialmente los de canela, ya que su elevado contenido en cinamaldehido les da un riesgo importante de dermocausticidad.

Por esta razón se desaconsejan concentraciones superiores al 0,5% a nivel facial y al 10% en zonas de piel no sensibles ni con heridas.

¿Y para el estrés?

Para obtener una sinergia completa podríamos añadir algún aceite esencial que fuera relajante y antiespasmódico a la vez.

Disponemos de varios: lavanda oficinal, manzanilla noble, ylang-ylang…pero uno de mis preferidos a nivel aromático es el que se obtiene de la destilación de las hojas del naranjo amargo (Citrus aurantium subs amara), denominado Petit grain bigaradier, en francés.

¿Y si ya tenemos sobrecarga muscular?

En esta situación podemos añadir otros aceites esenciales para potenciar nuestra sinergia para masaje.

Lo ideal es que los diferentes aceites esenciales que escojamos pertenezcan a diferentes familias bioquímicas, de forma que sus diferentes moléculas actuarán mediante mecanismos distintos y la actividad global del preparado será mucho más completa y eficaz.

Una buena opción sería el aceite esencial de romero quimiotipo alcanfor (Rosmarinus officinalis qt alcanfor). El alcanfor o borneona, es una cetona con una potente actividad miorelajante. Por lo que este aceite esencial es de elección para contracturas y sobrecarga muscular.

Si necesitamos un efecto calmante rápido podríamos añadir un poquito de aceite esencial de menta piperita.

Este aceite esencial contiene varias moléculas interesantes para la gestión del dolor. Por un lado tiene alrededor de un 40% de mentol, un alcohol monoterpénico de actividad analgésica por el efecto anestésico local de acción casi inmediata. Pero además también es muy rico en mentona (35 – 60%) y esta cetona actuará relajando la tensión muscular (miorelajante).

Así, nuestro aceite de masaje actuará muy rápido y también tendrá un efecto más duradero, pues el aceite esencial de romero es capaz de bloquear los receptores del dolor de forma completa y durante más tiempo que la menta.

De esta forma en nuestro aceite para tensión muscular contaríamos con la actividad de 4 familias bioquímicas diferentes, todas con propiedades beneficiosas para la gestión del dolor y la inflamación:

  • ésteres terpénicos: salicilato de metilo de la gaulteria y acetato de linalilo del naranjo amargo.
  • terpenos: alfa y beta-pineno del enebro.
  • cetonas: borneona del romero alcanfor y mentona de la menta piperita.
  • alcoholes terpénicos: mentol de la menta piperita

Mis propuestas

En prevención

  • AEQT gaulteria 2ml
  • AEQT enebro 1ml
  • AEQT naranjo amargo hojas 2ml
  • AM hipérico qsp 50ml

Aplicar de 5 a 10 gotas, según extensión de la zona afectada, realizando un masaje para favorecer la absorción de los aceites, 2 o 3 veces al día. Preferentemente antes del esfuerzo físico.

Cuando ya hay sobrecarga muscular

  • AEQT gaulteria 3ml
  • AEQT enebro 2ml
  • AEQT menta piperita 1ml
  • AEQT romero qt alcanfor 2ml
  • AEQT naranjo amargo hojas 2ml
  • AM hipérico qsp 50ml

Aplicar de 5 a 10 gotas, según extensión de la zona afectada, realizando un masaje para favorecer la absorción de los aceites, de 4 a 8 veces al día, según necesidad.

Complementar con la inhalación de 2-3 gotas de AEQT de naranjo amargo, en las muñecas o en un pañuelo, varias veces al día y antes de acostarnos.

Precauciones

Estas sinergias están desaconsejadas durante el embarazo, la lactancia y en niños menores de 6 años.

Para saber más:

Curso Online

 

Bibliografía

  1. Higashi Y1, Kiuchi T, Furuta K. Efficacy and safety profile of a topical methyl salicylate and menthol patch in adult patients with mild to moderate muscle strain: a randomized, double-blind, parallel-group, placebo-controlled, multicenter study. Clin Ther. 2010 Jan;32(1):34-43. doi: 10.1016/j.clinthera.2010.01.016.
  2. L’Aromathérapie exactement: encyclopédie de l’utilisation thérapeutique des huiles essentielles Pierre Franchomme y Daniel Pénoël 2001 Ed. Roger Jollois
  3. La connaissance des huiles essentielles: qualitologie et aromathérapie : Entre science et tradition pour une application médicale raisonnée Jacques Kaloustian y Francis Hadji-Minaglou 2012 Ed. Springer
  4. Oz M, Lozon Y, Sultan A, Yang KH, Galadari S. Effects of monoterpenes on ion channels of excitable cells. Pharmacol Ther. 2015 Aug;152:83-97. doi: 10.1016/j.pharmthera.2015.05.006. Epub 2015 May 5.
La información facilitada en AromaTraining.com tiene únicamente carácter informativo, y no debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares. Consulte siempre a su médico o profesional de la salud formado en aromaterapia, antes de empezar cualquier tratamiento. La utilización de esta información se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad del usuario.