AromaTraining

Aromaterapia para el dolor neuropático

Aceite esencial Ajwan (Trachyspermum ammi)

Dolor neuropático

Según la IASP (Intenational Association for the Study of Pain), el dolor neuropático es una afección neurológica que aparece como consecuencia de alteraciones del sistema nervioso, pudiendo ser tanto a nivel periférico (dolor neuropático periférico), como central (dolor neuropático central).

Se debe a una lesión del sistema nervioso, a un mal funcionamiento de éste, y no a una activación anormal de las vías nociceptoras.

Un 8% de la población europea está afectada y en un 5% de las personas puede ser grave. (2,3)

El dolor neuropático central es debido a una lesión de la médula espinal, esclerosis múltiple o a algunos accidentes cerebrovasculares.

Las causas más comunes de neuropatías periféricas dolorosas son: diabetes, herpes zóster, VIH, deficiencias nutricionales, toxinas, manifestaciones a distancia de tumores malignos, trastornos inmunológicos y traumatismos.

El dolor neuropático en el paciente oncológico puede ser debido a una compresión directa del tumor sobre los nervios periféricos o bien como un efecto secundario de la quimioterapia, de una lesión por radiación o por cirugía.

Síndrome manos y pies

Uno de los efectos adversos más habituales en los pacientes oncológicos que son tratados con quimioterápicos de la familia de los taxanos (docetaxel y paclitaxel), con agentes que contienen platino (carboplatino, cisplatino), o con doxorrubicina, vinorelbina, eribulina y exabepilona es el síndrome de manos y pies.

Se trata de una neuropatía causada por el daño que producen estos medicamentos sobre los nervios cuando extravasan a través de los capilares sanguíneos.

Los principales síntomas son entumecimiento, dolor, ardor, hormigueo, sensibilidad al frío o al calor y enrojecimiento en las palmas de las manos y/o de los pies. Si el problema empeora pueden surgir ampollas, lo que causaría descamación o incluso úlceras abiertas.

Para evitar lesiones importantes es imprescindible notificar al oncólogo la aparición de estos síntomas, lo antes posible, para que pueda reducir las dosis del quimioterápico o suspender su administración de forma temporal.

No existe un tratamiento específico ni medicamentos que sean del todo eficaces (cremas corticoesteroides, con lidocaína, con urea o ácido salicílico). Además, cuando la piel está muy irritada y sensible, a menudo no se toleran bien y escuecen.

Una buena alternativa para el alivio del dolor neuropático podría ser una crema a base de aceites esenciales con actividad antiinflamatoria, analgésica y refrescante.

Siempre deberemos tener en cuenta el estado de la piel para escoger las concentraciones más adecuadas y evitar irritaciones o intolerancias.

Investigaciones con aromaterapia

En un ensayo clínico a doble ciego, aleatorizado y controlado con placebo, publicado en mayo de 2016, se valoró el efecto del aceite esencial de ajowán (Trachyspermum ammi) sobre el dolor neuropático, en especial para el síndrome de manos y pies. (4)

En el estudio se incluyeron 92 participantes que sufrían de dolor neuropático como mínimo desde hacía 6 meses. Se dividieron en 2 grupos, experimental y placebo, de forma aleatoria.

El aceite esencial de ajowán se incorporó a una crema a una concentración del 10% + un 5% de aceite vegetal de almendras dulces y se aplicó sobre la planta de los pies, dos veces al día, durante 28 días.

El grupo placebo recibió una crema con un 15% de aceite de almendras dulces, sin aceite esencial.

Se valoraron la evolución clínica a los 14 y 28 días del tratamiento, respectivamente. Se realizó un tercer control al cabo de 2 meses.

Los resultados mostraron una reducción estadísticamente significativa del dolor, la quemazón y las sensaciones punzantes, sin provocar efectos indeseables. La mayoría de los pacientes pidió la crema con el aceite esencial de ajowán al cabo de los 2 meses.

En otro estudio de 2019 se pone en evidencia que el masaje con aromaterapia (3 veces a la semana durante 6 semanas) reduce el dolor neuropático inducido por oxaliplatin. (5)

Por último, acaba de publicarse un nuevo estudio (enero 2020) en el que se muestra que la inhalación del aceite esencial de Lavanda (Lavandula angustifolia) reduce la hiperalgesia mecánica en condiciones de inflamación crónica y dolor neuropático. (6)

Este efecto parece estar mediado por receptores periféricos y centrales opioides y cannabinoides tipo 2.

Mis recomendaciones(1)

A nivel tópico

Preparar un aceite para aplicar localmente, en las zonas afectadas, usando como base el aceite de maceración de caléndula en vez de almendras dulces, para obtener una mayor actividad antiinflamatoria y cicatrizante.

Además del ajowán, otro aceite esencial con el que he obtenido muy buenos resultados, es el de menta piperita.

Por lo que una buena opción sería combinar los dos aceites, por ejemplo, un 8% de ajowán y un 2% de menta, de esta forma potenciamos el efecto analgésico-anestésico y obtenemos una actividad refrescante adicional.

El ajowán es una planta aromática originaria de la India, de la familia de las apiáceas (umbelíferas). El aceite esencial se obtiene de la destilación de las semillas y contiene principalmente fenoles (timol, carvacrol) y monoterpenos, entre los que destacaría el para-cimeno por su importante actividad analgésica por vía tópica.

Tanto el aceite esencial de ajowán como el de menta piperita están desaconsejados si existen ampollas o úlceras abiertas.

A nivel inhalado

Aplicar 2 – 3 gotas de aceite esencial de lavanda en las muñecas o en un pañuelo, cerrar los ojos, y realizar dos o tres inhalaciones, lentas y profundas, varias veces al día, según necesidad.

¿Quieres aprender más?

Si quieres aprender más sobre este tema te recomendamos el:

Fórmate en Aromaterapia de forma clara y rigurosa con Aromatraining, la oferta más amplia y rigurosa de Cursos de aromaterapia: online a tu ritmo, online combinados con aula virtual, cursos webinar y presenciales.

Bibliografía

  1. Cancer.net
  2. Torrance N, Smith BH, Bennett MI, Lee AJ. The epidemiology of chronic pain of predominantly neuropathic origin. Results from a general population survey. 2006 J Pain 7 (4):281-9.
  3. Bouhassira D, Lantéri-Minet M, Attal N, Laurent B, Touboul C. Prevalence of chronic pain with neuropathic characteristics in the general population. Pain 2008 136;(3):380-7.
  4. Petramfar P, Moein M, Samani SM, Tabatabaei SH, Zarshenas MM. Trachyspermum ammi 10% topical cream versus placebo on neuropathic pain, a randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Neurological Sciences 2016 1-7.
  5. Izgu N1, Ozdemir L, Bugdayci Basal F. Effect of Aromatherapy Massage on Chemotherapy-Induced Peripheral Neuropathic Pain and Fatigue in Patients Receiving Oxaliplatin: An Open Label Quasi-Randomized Controlled Pilot Study. Cancer Nurs. 2019 Mar/Apr;42(2):139-147. doi: 10.1097/NCC.0000000000000577.
  6. Donatello NN. et al. Lavandula angustifolia essential oil inhalation reduces mechanical hyperalgesia in a model of inflammatory and neuropathic pain: The involvement of opioid and cannabinoid receptors. J Neuroimmunol. 2020 Jan 10;340:577145. doi: 10.1016/j.jneuroim.2020.577145. [Epub ahead of print]
  1. La información facilitada en AromaTraining.com tiene únicamente carácter informativo, y no debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares. Consulte siempre a su médico o profesional de la salud formado en aromaterapia, antes de empezar cualquier tratamiento. La utilización de esta información se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad del usuario ()