Síndrome de intestino irritable y aceites esenciales

hinojo dulce

El síndrome de intestino irritable (SII) es un trastorno de la función digestiva que se caracteriza por molestias o dolor abdominal asociados a cambios en la frecuencia y/o consistencia de las deposiciones.

Según los criterios establecidos por los expertos (Roma III) en un SII el dolor y los cambios en las deposiciones (diarrea, estreñimiento) deben repetirse a lo largo del tiempo: al menos 3 días al mes y durante un mínimo de 3 meses consecutivos.

Ya que estos síntomas pueden ser comunes en diversas patologías deben descartarse otros trastornos digestivos (dispepsia, aerofagia, reflujo gastroesofágico) o disfunciones metabólicas, endocrinas, infecciones, etc. (diabetes, intolerancia a la lactosa, celiaquía).

Además debemos tener en cuenta que un elevado porcentaje (47%) de pacientes sufren síndrome de intestino irritable y reflujo gastroesofágico al mismo tiempo.

Respecto a las causas responsables del SII no están claras a día de hoy, pero entre las más probables destacan: alteraciones de la motilidad, fenómenos de hipersensibilidad visceral, factores psicológicos, mecanismos inflamatorios y una disfunción del eje cerebrointestinal.

Tratamiento farmacológico

En función del tipo de síndrome de intestino irritable, con más episodios de estreñimiento o de diarrera, se pueden recomendar diferentes fármacos.

En el primer caso estimulantes de la motilidad intestinal y en el segundo antidiarreicos y fármacos que diminuyen el peristaltismo intestinal y la sensibilidad visceral.

Además, para el alivio del dolor abdominal también se emplean antiinflamatorios y antiespasmódicos.

Así mismo, se ha observado que la gestión de los niveles de estrés es fundamental para el control del SII.

Por esta razón pueden prescribirse psicotropos y se recomiendan terapias conductuales (meditación, hipnoterapia, técnicas de relajación, etc.).

Por último, destacar el efecto beneficioso observado con la administración de prebióticos, probióticos o simbióticos en la mejora del SII.

Síndrome de intestino irritable y aceites esenciales

La aromaterapia nos ofrece diversos aceites esenciales con propiedades antiespasmódicas y antiinflamatorias a nivel digestivo. Así como una actividad calmante sobre el SNC.

Por lo tanto, podría ser una buena herramienta para el alivio del síndrome de intestino irritable.

Aceites esenciales antiespasmódicos

Los aceites esenciales que pertenecen a la familia bioquímica de los éteres terpénicos (metil-chavicol, anetol) son capaces de reducir los espasmos digestivos y favorecer la expulsión de los gases (efecto carminativo).

Destacan en este grupo:

  • Albahaca exótica (Ocimum basilicum)
  • Estragón (Artemisia dracunculus)
  • Hinojo dulce (Foeniculum vulgare)
  • Anís verde o matalahúva (Pimpinella anisum)
  • Anís estrellado o badiana (Illicium verum)

Aceites esenciales antiinflamatorios

Mientras que los aceites esenciales con un elevado contenido en ésteres terpénicos son principalmente antiinflamatorios y algunos de ellos con un especial tropismo digestivo (angelato de isobutilo, acetato de terpenilo).

  • Manzanilla romana (Chamaemelum nobile o Anthemis nobilis)
  • Cardamomo (Elettaria cardamomum)

El aceite esencial de manzanilla romana, es además, un excelente relajante que nos será de mucha utilidad para la gestión de cualquier tipo de distonía nerviosa que pueda empeorar el cuadro clínico.

Aceites esenciales tónicos digestivos

Por otro lado, disponemos de aceites esenciales que facilitan la digestión y regulan tránsito intestinal.

En este grupo destacarían:

  • Jengibre (Zingiber officinale)
  • Menta (Mentha x piperita)

En referencia al aceite esencial de menta piperita, un estudio clínico a doble ciego aleatorizado pone en evidencia su eficacia en el tratamiento del SII. Cappello et al. 2007

Concretamente, el tratamiento consistió en la administración oral de 2 cápsulas entéricas, dos veces al día, durante 4 semanas. Cada cápsula contenía 225mg de aceite esencial de menta.

En los pacientes seleccionados se descartó la presencia de intolerancia a la lactosa, enfermedad celíaca y sobrepoblación bacteriana en el intestino delgado.

Los síntomas evaluados fueron: dolor abdominal, hinchazón, gases, diarrea, estreñimiento, sensación de evacuación incompleta, dolor al defecar, paso de moco o gas durante la defecación y urgencia en la defecación. 

En el 75% de los pacientes tratados con el aceite esencial de menta piperita hubo una mejora significativa superior al 50% de los síntomas a nivel global.

Cabe destacar el hecho de la encapsulación gastroresistente, ya que por un lado evitamos la posible irritación gástrica y por otro optimizamos la liberación de los principios activos a nivel intestinal.

Mis propuestas

Ya que a día de hoy no disponemos de aceite esencial de menta piperita en cápsulas entéricas comercializado en España, os ofrezco un par de formulaciones para uso tópico y oral.

A nivel tópico

  • Manzanilla romana 0,5 ml
  • Cardamomo 1 ml
  • Anís estrellado 1 ml
  • Lemongrass 0,5 ml
  • Aceite de avellana qsp 15 ml

Aplicar 4 – 5 gotas, 3 veces al día, realizando un suave masaje sobre el bajo vientre.

A nivel oral puede coomplementarse con:

  • Manzanilla romana 2 ml
  • Cardamomo 1 ml
  • Menta piperita 2 ml

Tomar 2 gotas mezcladas en medio vaso de agua de arcilla blanca, 2 veces al día.

¿Quieres aprender más?

Empieza hoy con el curso online:

Bibliografía

  1. Mearin F. Síndrome de intestine irritable. En: Ponce J, Castells T, Gomollón F, Esteve M, Martín de Argila C, Molero X, Vázquez Sequeiros E, eds. Tratamiento de las enfermedades gastroenterológicas, 3.ª edición. Elsevier España. Barcelona, 2011:155-66.
  2. Comité de expertos de la Fundación Roma 2006. Longstreth GF, Thompson WG, Chey WD, Houghton LA, Mearin F, Spiller RC et al. Functional bowel disorders. Gastroenterology 2006;130:1480-91.
  3. Cappello G, Spezzaferro M, Grossi L, Manzoli L, Marzio L. Peppermint oil (Mintoil) in the treatment of irritable bowel syndrome: a prospective double blind placebo-controlled randomized trial. Digestive and Liver Disease 2007 Jun;39(6):530-6.
  4. Khanna R1, MacDonald JK, Levesque BG. Peppermint oil for the treatment of irritable bowel syndrome: a systematic review and meta-analysis. Clin Gastroenterol. 2014 Jul;48(6):505-12. doi: 10.1097/MCG.0b013e3182a88357.
  5. Jamal A1, Javed K, Aslam M, Jafri MA. Gastroprotective effect of cardamom, Elettaria cardamomum Maton. fruits in rats. J Ethnopharmacol. 2006 Jan 16;103(2):149-53. Epub 2005 Nov 17.
  6. Cash BD, Epstein MS, Shah SM. A Novel Delivery System of Peppermint Oil Is an Effective Therapy for Irritable Bowel Syndrome Symptoms. Dig Dis Sci. 2015;61(2):560-71.
Volver arriba